Líderes que movilizan

nota-lideres-003

En el marco de la celebración que se viene por el 10° aniversario de Proyecto Líderes, hablamos con Sebastián Deym y Nicolás Boero, ex participantes del programa que lideran la ONG MovilizaRSE, surgida a partir de la iniciativa La Chocleada que con el objetivo de combatir el hambre, involucra a cada comunidad.

“En plena crisis de 2001, veo por tv el testimonio de Mónica Carranza –quien fuera la fundadora del comedor Los Carasucias- diciendo que sus sponsors naturales de comida se caían y que se estaba quedando sin alimentos. Miré por la ventana, vi una hectárea de maíz y me propuse llevarle esos choclos a ella”, comienza Sebastián Deym, productor y empresario agropecuario en el sur de Córdoba, ideólogo de La Chocleada y presidente de la Asociación Civil MovilizaRSE.
Ese loable objetivo tardó unos años en concretarse. Deym advirtió que solo no iba a poder hacerlo y comenzó a buscar gente para sumar a este emprendimiento solidario. Le costó conseguir esos aliados, pero gracias a su persistencia, en 2004 logró armar una mesa de trabajo. “Encontré a dos que decidieron participar y les pedí que trajeran a otros. En la próxima reunión ya éramos 6, a los que les pedí que trajeran a alguien más para la siguiente reunión y, así, llegamos a 12 miembros”, relata quien pronto se asumiría como líder social.

Así, el grupo planteó un proyecto en el que habría un campo para cosechar choclos en cuya tarea participaría la comunidad local, sobre todo las escuelas, y se asignarían los alimentos a una ONG de la zona. Como consecuencia, en enero de 2015, en los campos de Deym, en Alejandro Roca, provincia de Córdoba, nació la primera chocleada. Una jornada donde no todo salió de acuerdo a las expectativas: “Fue un fracaso terrible. Estábamos en plena sequía y durante la cosecha llovieron 150 milímetros, lo cual expulsó a todos los participantes. Calculábamos 400 personas y vinieron 30”, relata el ideólogo de esta iniciativa que lleva 203 hectáreas cosechadas en los últimos diez años.

Durante ese caótico proceso en el que la perseverancia sostenía a ese proyecto solidario en plena incubación, el productor agropecuario cursaba la primera edición de Proyecto Líderes CREA: “De ese recorrido me quedó una formación bastante sólida con capacitaciones como la de Paola Del Bosco, invitados interesantes y, sobre todo, la red de redes que se tejió”, enfatiza. Al año siguiente, el clima colaboró con La Chocleada a la que asistieron 300 personas y tuvo como resultado una gran donación de choclos al Banco de Alimentos. “Después de tres años de torturar gente para que se prendiera en la movida, y luego de tanto trabajo y tiempo dedicado, era difícil que ese primer fracaso nos detuviera”, asume este líder nato que se define “50 por ciento empresario y 50 por ciento presidente de una ONG”.

Luego de La Chocleada nacieron La Naranjada y La Papa Solidaria-, que surgió como un proyecto que más tarde se enmarcó dentro de la Asociación Civil MovilizaRSE, de la mano de Patricio Boero, primero, y de Nicolás Boero, después. “La idea era que el proyecto se fuera replicando solo y para eso había que darle un formato, por lo que conformamos la ONG”, dice Deym.

Nicolás Boero, Técnico Superior de Marketing y Administrador de Empresas, y director Ejecutivo de la asociación civil, explica: “La misión de MovilizaRSE es combatir el hambre creando responsabilidad social. Esto es, movilizar a las comunidades en actividad solidaria y ayudar a una organización social local”. De este modo, además de la generación del alimento y la ayuda económica a una ONG, la propuesta es generar valor en esa comunidad –trabajan en todo el país-, poniendo en acción a esos habitantes, haciéndolos partícipes y generando aprendizaje y concientización.

En el proceso de gestación de esta tarea, Boero también pasó por el proyecto Líderes: “Todo el trayecto fue positivo. Las herramientas que me dieron fueron todas útiles y las experiencias que contaron los invitados y los otros participantes fueron enriquecedoras. No hay nada mejor que encontrarse con quien vivió lo que vos estás pasando y entre todos ir comparando, asimilando, replicando. Ese espacio, además, te da los contactos que son fundamentales para lo que queramos hacer. Cuanta más gente uno conoce, más puertas se pueden abrir. Hay chocleadas que surgieron de líderes que nos contactaron. Ese nivel de redes genera el proyecto Líderes”.

“Somos movilizadores sociales”, sintetizan y los números lo confirman: llevan movilizados a 34.602 voluntarios –75% son adolescentes-. Además, en estos diez años, desde que surgió La Chocleada, se entregaron 7.761.447 platos de comida en 359 organizaciones sociales. “Un líder tiene que transmitir confianza, seguridad, respeto, movilizar”, dicen y lo confirman con el ejemplo.

Cerrar
*/