Cobertura de ingresos para enfrentar situaciones de crisis

lecheria-nota-002

 

Desde agosto de 2014, el gobierno estadounidense ofrece a los tamberos la posibilidad de acceder a un ingreso mínimo a través del Programa de Protección de Márgenes (MPP, según su sigla en inglés) gestionado por el USDA.

“El programa, que es voluntario, prevé la realización de pagos a los tamberos cuando el margen que surge de restarle los costos de alimentación del rodeo al precio de la leche cae por debajo de determinados niveles”, comenta Martín Tuculet, empresario lechero y vocal de la región CREA Mar y Sierras, quien viajó a EE. UU. para estudiar el funcionamiento de la cadena láctea de ese país en el marco de una comitiva argentina que participó de las becas Cochran del USDA.

El margen en cuestión –publicado mensualmente por el USDA– toma en cuenta el precio promedio nacional de la leche cruda (expresado en dólares por cada 100 libras de leche) menos el costo de una ración compuesta por maíz, pellet de soja y heno de alfalfa (ver cuadro 1).

lecheria-nota-002-a

El programa contempla dos alternativas: la primera es el aseguramiento de un margen básico (4 dólares por cada 100 libras, equivalentes a un precio de unos 9 centavos de dólar por litro de leche) que casi no tiene costo para el productor (sólo 100 dólares anuales en concepto de gastos administrativos).

La otra alternativa es una protección adicional que permite a los productores contratar, mediante el pago de una prima, un seguro que cubra precios inferiores a niveles de 4,50-8,00 dólares por cada 100 libras (un precio de 10 a 18 centavos de dólar por litro).

“Así, en el primer caso, cuando el margen resultante cae por debajo de los 9 centavos de dólar por litro –tal como sucedió en 2012 y en 2009–, el USDA abona al tambero la diferencia necesaria para alcanzar ese precio sostén”, comenta Tuculet.

“En el segundo caso, el programa le pagará al productor la diferencia cuando el margen bimestral calculado por el USDA sea inferior al valor de cobertura. Por ejemplo, en el cuadro 1: si un productor hubiera decidido cubrir un margen de 8,00 dólares por cada 100 libras, habría cobrado compensaciones en los primeros cuatro bimestres de 2015”.


Coberturas
   “Cuando el productor opta por contratar una cobertura por encima del nivel básico de 9 centavos de dólar por litro, debe seleccionar un porcentaje ubicado entre el 25 y el 90% de la producción informada al sistema”, explica el empresario CREA.

El nivel de cobertura por adoptar debe ser determinado por el productor antes de la finalización del período de inscripción anual. En caso de haberse inscripto en el sistema y no haber informado el nivel de cobertura elegido, el sistema le asignará automáticamente el nivel básico (denominado cobertura catastrófica), que cubre el margen de 9 centavos de dólar por litro para el 90% de la producción histórica informada por el productor. El nivel de cobertura y el porcentaje de la producción cubierta sólo pueden ser elegidos una vez al año al inscribirse en el sistema.

“En caso de elegir una cobertura superior a la del nivel básico, el costo de la prima que deberá pagar el productor dependerá del volumen de leche. El rango de valores oscila entre uno y tres centavos de dólar por litro de leche asegurado”, apunta el empresario.

Los productores que se inscriben en el programa deben informar su producción de leche en forma retroactiva, dado que el programa toma en cuenta el nivel de producción anual más alto alcanzado entre 2011 y 2013. Una vez establecido el volumen de leche de cada productor, el programa prevé que este se ajustará de acuerdo con el crecimiento promedio que registre la lechería a nivel nacional cada año.

Para los establecimientos productores de leche con menos de 12 meses de historia productiva, el programa prevé un mecanismo especial que toma en cuenta y anualiza la producción de los últimos meses, o bien considera el tamaño del rodeo de vacas en ordeño estimando su producción a partir del promedio nacional de leche por vaca.

El Programa de Protección de Márgenes se complementa con el Programa de Donaciones mediante el cual el USDA se compromete a comprar determinado volumen de productos lácteos cuando el margen del productor esté por debajo de los 9 centavos de dólar por litro durante dos meses consecutivos. De este modo, ayuda a generar una demanda adicional de lácteos que contribuye a la recuperación del mercado.

La mirada del productor
Las autoridades de la Federación Nacional de Productores de Leche (NMPF según su sigla en inglés) trabajaron durante varios años para lograr la aprobación del Programa de Protección de Márgenes por parte del poder legislativo de EE. UU.

“La durísima experiencia del año 2009 –probablemente el peor año para los productores lecheros estadounidenses en décadas– convenció a los dirigentes de la entidad sobre la necesidad de generar una red de seguridad que evitara la salida de los productores del sistema ante crisis graves”, indica Tuculet.

En la actualidad, está incorporado al programa el 55% de los tamberos que generan el 80% de la leche producida en EE. UU. Un 44% de los productores inscriptos optó por la cobertura mínima (9 centavos de dólar por litro), mientras que el porcentaje restante lo hizo en los niveles adicionales de hasta 0,18 dólares por litro.

“Los representantes de la Federación Nacional de Productores de Leche sostienen que el programa no tiene por objeto aumentar la producción ni los ingresos de los productores a un nivel que estimule un mayor volumen de leche, sino –fundamentalmente– evitar la desaparición de tamberos en casos de crisis como las que atravesó el sector en 2009 –plena crisis financiera internacional– y en 2012 –a causa de la seca que disparó hacia arriba el precio de la ración–”, señala el productor.

“El gobierno estadounidense garantiza el pago de las coberturas adoptadas por los productores independientemente de la recaudación obtenida por los tamberos que pagan las primas al contratar niveles de protección superiores al básico”, concluye.

Cerrar
*/